En 2018, 1 de cada 3 personas poseía un vehículo. Esta relación era de apenas 1 cada 7 personas en el año 1998.